Llamamos amenities a todos aquellos detalles con los que nos encontramos cuando llegamos a cualquier habitación de hotel, es un concepto amplio y flexible que abarca a toda una gama de productos tan variada como imaginativos y detallistas sean los responsables del hotel. Desde artículos de aseo como los botecitos de gel o champú hasta un calentador de agua o un kit para limpiar los zapatos, la calidad de estos productos variará en función de la categoría del hotel. En cualquier caso, la disponibilidad de amenities es vista por los clientes como una señal de bienvenida, como un gesto de buen recibimiento para hacernos sentir como en casa. Como decía el eslogan de una conocida cadena hotelera española, el que un que un hotel marque la diferencia respecto a los demás es una “cuestión de detalles”.

En este sentido, como la hospitalidad es un lenguaje universal que no entiende ni de estrellas ni de modelos de negocio, si tienes o gestionas alojamientos de alquiler vacacional deberías tomarte muy en serio esta cuestión. Si algo nuevo han traído estas nuevas formas de alojamientos impulsados por el auge de Internet son los sistemas de opiniones que cada usuario deja en la ficha del alojamiento en el que se hospeda y, para que estos no repercutan negativamente, tenemos que cuidar los detalles. Por otro lado, el número de plazas de este tipo de alojamientos no hace más que crecer y con ello la competencia, además, el cliente de estos servicios ha cambiado también y ahora es más consciente y exigente con lo que quiere. Y lo que quiere se define en una sola palabra: calidad.

Por eso, para que puedas sacarle el máximo partido a tu alojamiento y tener satisfechos a tus huéspedes, hoy te traemos la lista de amenities imprescindibles que deberías procurar ofrecer en tu alojamiento.

Amenities y detalles generales:

amenities imprescindibles

Baño: Es en los baños donde encontramos los principales amenities como por ejemplo los botecitos de gel y champú, cepillos de dientes, esponjas o colonias. Piensa que mucha gente viaja sin estos productos en el equipaje ya que son difíciles de pasar por los controles de seguridad de los aeropuertos, ocupan mucho espacio y hasta pueden llegar a abrirse en una maleta. Por eso es importante que tu alojamiento disponga de ellos. Otra cosa a tener en cuenta es que nunca debes ofrecer lo que nunca utilizarías. Dicho de otra manera: cuida la calidad de los productos. Si vas a ofrecer esos horribles sobrecitos con gel o cepillos de dientes de mala calidad que lo único que consiguen es que te sangren las encías, mejor no ofrezcas nada. También hay marcas conocidas que producen productos pensados para hotelería como Dove, L’Occitane en Provence o La Toja, que garantizan que la calidad de los amenities esté a la altura de lo que se espera.

Cocina: Cuando un cliente elige un apartamento en detrimento de un hotel es porque piensa pasar bastante tiempo en la casa. Teniendo esto en cuenta, no está de más asegurarse de que el apartamento cuenta con lo mínimo para que el cliente pueda empezar el día de buen humor. No te estamos pidiendo que prepares huevos con bacon todas las mañanas y se los lleves. Mucho más simple, procura que no falte una cafetera (de cápsulas mejor porque es más limpia), un calentador de agua, café, té y algo de leche. Con esto tendrá lo mínimo para arrancar la jornada y si echa algo en falta ya lo comprará en el súper más cercano.

Salón: Quizás esto ya se salga de la definición más estricta de amenities, pero no por ello debes olvidar que un buen mapa turístico de la ciudad, así como del metro (en el caso de que haya) nunca deberían faltar en el salón de tu alojamiento vacacional. Libros, flyers de las actividades que se pueden hacer (museos, parques de atracciones, restaurantes…), guías tipo Lonely Planet y todo lo que se te ocurra serán siempre vistos con muy buenos ojos por tus clientes.

Amenities y detalles especiales

amenities

En función de la fecha del año en la que nos encontremos, las necesidades de los huéspedes pueden variar y con ellas deberían hacerlo también el tipo de detalles ofrecidos. En este artículo hablaremos de tres periodos vacacionales distintos, pero cada propietario o gerente de alojamientos es libre de implementar los que consideren oportunos.

Verano: Si tu apartamento (o casa) se encuentra en una zona de playa, en verano no debería faltar jamás algunos productos básicos como crema protectora o aftersun. Y es que, del mismo modo que la gente no suele viajar con geles y champús, tampoco -y por el mismo motivo- lo hacen con estos productos. Otros artículos que pueden resultar interesantes son todos los relacionados con los juegos de playa y/o piscina como palas, gafas de bucear o incluso neveras y sombrillas. Piensa que en todo lo que te puedas anticipar a la necesidad del cliente serán puntos ganados.

Navidad: Otra de las fechas en las que más se reservan alojamientos vacacionales son las Navidades. Desde el 20 de diciembre hasta pasado el día de Reyes, en muchos destinos consideran este periodo como temporada alta. Por eso, si vas a tener ocupado tu alojamiento durante estas fechas no olvides ofrecer a tus clientes una botellita de cava fría (no, no es necesario que sea una de Dom Perignon, pero que tampoco sea Sidra El Gaitero) y unos dulces navideños. También es un detalle que decores la casa en estas fechas, pero no te vuelvas loco y piensa que no a todo el mundo le gusta tener la casa llena de muñecos de Papá Noel gigantes.

San Valentín: Y qué decir del amor… pues sí, también muchas parejitas eligen la el día de Cupido para escapar de la rutina y ponerle un poco de chispa a la relación, por eso el 14 de febrero y los días adyacentes suelen ser fechas de máxima ocupación. Y para dar la bienvenida a la feliz pareja que ocupará tu estancia, ¿que mejor que hacerlo con el siempre socorrido cava, unas velas y alguna rosa?, ¿no? Pues eso, que triunfe el amor y que los clientes contentos califiquen con buena nota tu alojamiento.

Así que ya sabes, no hay ninguna ley escrita sobre los amenities y los detalles que debes ofrecer en tu alojamiento, la única norma que debería primar por encima de todas es que la comodidad y el bien estar del cliente es la prioridad absoluta. Cada alojamiento tiene su público y cada destino y fechas sus necesidades, por eso, se flexible y detallista, tus huéspedes te lo agradecerán con muchas estrellas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR