¿Es más económico reservar en septiembre?

Es costumbre que los españoles elijan julio y agosto pasa salir de vacaciones. No obstante, de unos años a esta parte, muchos viajeros se están esperando a septiembre para disfrutar de sus días libres. Aprecian que haya menos gente en el destino, más o menos el mismo clima que en agosto, y que el transporte y alojamiento les salga por un precio más económico.

¿Gestionas alojamientos vacacionales y quieres unirte a Muchosol? ¡Informate aquí!

Además de por estar casi fuera de la temporada alta, viajar en septiembre también resulta más económico gracias a los cupones de las compañías. “Hay ofertas con hasta el 50% de descuento en determinadas salidas durante el mes de septiembre”, dice José Ángel Bueno, Jefe de Contratación de Turoperadores de Nautalia.

Los precios de los alquileres vacacionales son más baratos ya que hay mayor disponibilidad que en agosto, por tanto aumenta la oferta. Esto es algo que sucede sobre todo en los destinos costeros, aunque no en todos. Por ejemplo, Málaga, Valencia o Barcelona son ciudades de playa pero también de turismo cultural y urbano, por lo que sufren menos estacionalidad.

La diferencia varía según destino

Según un estudio de Holidu, donde se refleja el precio medio por noche de los alquileres vacacionales para un número de personas entre 4 y 8, en los destinos más populares y durante una semana; los días en los que reservar un alquiler es más barato son los que van del 16 y el 23 de septiembre, donde los precios bajarían hasta un 62% comparados con la semana del 12 al 19 de agosto.

Los destinos de vacaciones que más caída de precios sufren en septiembre respecto a la temporada alta son los siguientes:

  • Ibiza, donde una semana pasa de costar más de 300 euros a menos de 200
  • Formentera, que varía de los 300 a los 150 euros
  • Tarifa, el coste de una semana en agosto es de más de 150 euros y en septiembre cae a los 100
  • Salou, de las caídas más acusada; se reduce a la mitad en temporada, con un coste de 75 euros semanales respecto a los más de 150 en temporada alta
  • Peñíscola, un destino con enorme diferencia: alojarse una semana en temporada alta cuesta 125 euros y hacerlo en septiembre cuesta algo más de 50

Siguiendo el citado estudio, se extrae que Zarautz, Gran Canaria y Vilanova de Arousa son los únicos destinos vacacionales que aumentan su coste por semana en el mes de septiembre.  

La diferencia de precio entre temporada alta y septiembre también se nota en los vuelos. Del comparador Skyscanner extraemos que la diferencia entre un vuelo en agosto y otro en septiembre a los destinos más demandados de Europa es del 27%. Los billetes para dentro de España son, en septiembre, un 20% más económicos. Aunque hay excepciones que no sufren tanta bajada; Ibiza, por ejemplo, solo desciende su precio un 6% respecto a agosto. En los viajes a Estados Unidos, el ahorro puede ser de hasta el 40% si si el vuelo es a  Los Ángeles

Escapadas de fin de semana

Para las familias, septiembre es un mes de vuelta a la rutina por la incorporación al colegio de los niños. Por este motivo, si se deciden a viajar en septiembre lo hacen durante los fines de semana. La web Weekendesk.es nos da los siguientes datos: durante el mes de agosto contaban con un 53% de reservas en fin de semana y un 47% entre semana, y en septiembre el 65% aproximadamente de las reservas eran para los findes.

Septiembre está marcado por el turismo de interior. Los madrileños, por ejemplo, se decantan más por destinos cercanos para pasar el fin de semana, como Castilla y León. Pero, en agosto su destino preferido es la costa andaluza.

Del noveno mes del año también se aprovechan los puentes, como el de la Diada en Cataluña, los días previos al cual se hacen reservas de última hora, algo típico en los españoles.

Queda de manifiesto las razones por las que cada vez más viajeros deciden cogerse sus vacaciones y reservar su alquiler vacacional en septiembre. No solamente supone un ahorro económico en la mayoría de destinos (que algunos es hasta de un 50%) si no que también se consigue gozar de mayor tranquilidad. Playas con mucha menos gente que se traduce en más sitio para poner la toalla y colas breves en las entradas o en las atracciones de los parques, entre otros muchos beneficios para los turistas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR