Uno de los pilares del sector turístico español

El turista ruso siempre ha sido uno de nuestros turistas más fieles, visitando nuestras costas año tras año. Pero en los últimos años debido a factores como la depreciación del rublo, consecuencia directa de la delicada situación política y económica en Rusia, la entrada de turismo ruso a nuestro país había caído de forma notoria.

Buena noticia es que se ha producido en los meses de enero y febrero un importante repunte en la capacidad aérea prevista entre Rusia y los destinos españoles, según datos publicados por la agencia estadística rusa, Rosstat.

Rusia se había convertido en el mercado turístico emisor que más crecía en Europa y España, y era el primer destino preferido por el turista ruso para sus vacaciones en Europa. Pero a lo largo del 2015 el PIB de Rusia registraba una ntracción del 3,7%, frente al crecimiento del 0,7% del año anterior. Y de enero a noviembre del año pasado, la llegada de turistas rusos a España cayó un 33,7%, indicaba Hoteltur.  Sin embargo, para los meses de enero y febrero del presente año se observa una importante escalada de la demanda de este país.

Según el Instituto de Estudios Turísticos de España, dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, 1.206.227 viajeros rusos visitaron España en 2012, lo que supuso un 40% más que en el 2011 (año en el que los turistas rusos ya habían subido un 42% con respecto a 2010). En tres años, se había duplicado el número de turistas rusos en España, pero según indica Hosteltur, “la lectura avanzada del Producto Interior Bruto (PIB) de Rusia en 2015 representa la mayor caída de la economía rusa en seis años”.

alegria-11

España ha sido entre los los turistas rusos la imagen turística de un país asociado con vacaciones de sol y playa, puede estudiarse el comportamiento de este tipo de turista en nuestras costas en esta infografía. Pero el 2015 supuso un descenso más que significativo. Un total de 114.321 turistas rusos visitaban España durante el primer trimestre de 2015, lo que supuso una caída del 24,9% con respecto al mismo periodo de 2014, según datos aportados por Frontertur.

Según apuntó el diario El Economista, “más allá del conflicto en el este de Ucrania, las autoridades turísticas españolas atribuyen esta mala evolución del turismo ruso a la devaluación del rublo frente al euro, que ha encarecido los viajes a España. Entre 2009 y 2013 las llegadas de turistas rusos se incrementaron un 275%, al pasar de 421.992 turistas a 1.581.784. Los incrementos anuales fueron del 31,6% en 2013, del 39,3% en 2012, del 42,6% en 2011 y del 43,4% en 2010”.

Esperemos que los atisbos de recuperación que se empiezan a ver se mantengan y aumenten, consiguiendo que el turismo ruso vuelva a ser uno de nuestros pilares importantes en el sector turístico como tantos años anteriores ha sido.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR